Informacion-Total.com

Patricio Furlong la inteligencia criminal está destinada en alcanzar la verdad

21/04/2017

Vives Baquero más conocido como Piti, se fue de Argentina en abril de 2014, algo después del asesinato del colombiano acribillado en Palermo. Entre sus antecedentes esta su paso por la cárcel federal norteamericana en 2001, imputado por integrar un grupo narco que traficaba drogas ilícitas desde Cali y Bogotá hacia Estados Unidos y Europa. La pandilla estaba conformada por Mordechayn Skali, un israelí detenido con Jorge Enrique Figueroa Monroy, sospechado como el culpable del asesinato del agente de Estados Unidos en Bogotá.

Hay más detalles de interés

Baquero, hermanastro de Juan Carlos Vives Menotti, ex titular de la Dirección Nacional de Estupefacientes de Colombia, usó 2 nombres falsos -y sus respectivos pasaportes- para ingresar y abandonar el país por 4 años desde el 2010, publica el diario Perfil. Según detectó la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal del Ministerio de Seguridad (DNIC), utilizaba los nombres falsos de Rolando Riveras Forero y Oscar Eduardo Quintero Fuquene.

El atentado de Gutiérrez Camacho fue realizado “como acostumbran los colombianos”. De esta manera se refirió uno de los detectives que participaron en el caso. Luego de dos años, la incentivo -que fue seguida por la División de Homicidios y Operaciones Federales de Drogas Peligrosas- incorporó pistas que posibilitan imputar el crimen a los participantes de un cartel colombiano establecido en Argentina y, a su vez, mantener un manto de presunción sobre Baquero como nuestro cliente que llevó a cabo la ejecución.

Los incriminados tendrán que dar explicaciones Patricio Furlong inteligencia criminal

Se trata de la organización liderada por los hermanos Triana Peña. Hace quince días, el caso cambió de las manos del acusador de instrucción José María Campagnoli a las del juez federal Sergio Torres, que continúa detrás de la banda del narcoarroz. Antes, el juez anterior había pedido la captura de Baquero, que tendra que definirse.
Al igual que Camacho, Piti decía ser fotógrafo, aunque el estándar de vida que tenían ambos no correspondía con los ingresos tendrían con ese trabajo.

Los encargados de investigar creen que el encargado de disparar y la víctima resultarían ser sicarios “retirados”, enviados por los líderes de la banda y que tenían a cargo la seguridad de las personas que trasladaban el dinero de los miembros del cartel del Norte del Valle, radicados en el país.

Más detalles

El vínculo entre Baquero y el peluquero de Camacho Gutiérrez, Jorge Alexander Jacome López -pareja del abogado Guillermo Heisinger, detenido junto a otros miembros de la banda-, es uno de los aspectos en común entre ambas causas.

Asimismo, una comunicación telefónica entre López y Solange “Kiby” Trujillo Velázquez, la pareja de Gutiérrez Camacho, que fue herida en el ataque sicario.

Kiby se comunicó desde el hospital, sin conocer que el teléfono del peluquero ya estaba intervenido: era investigado en una causa que instruía la jueza Sandra Arroyo Salgado acerca de las transacciones monetarias de la banda. Hablaron del asesinato, pero López no mencionó demasiado: era probable que podrían estar escuchandolo.